Review Gigabyte GT 1030  OC 2G

Review Gigabyte GT 1030 OC 2G

Hace un mes analizamos el mayor exponente en lo que a máxima potencia gráfica se refiere dentro del sector domestico, un SLI de Aorus GTX 1080Ti Xtreme Edition 11G, enfocado a cubrir una parte del mercado donde superar la barrera de los 60fps @ 4K bajo calidades ultra es el objetivo a cumplir, pero hoy os traemos un análisis de lo que podríamos definir como la cara opuesta de la misma moneda, la Gigabyte GT 1030 OC 2G, una tarjeta gráfica destinada a tareas multimedia y de ofimática, y que a pesar de sus especificaciones es posible que no nos defraude en la ejecución de juegos gracias a la eficiencia de su arquitectura Pascal a pesar de ser la menos potente de su familia, veamos lo que nos ofrece.

ESPECIFICACIONES

Hasta hace recientemente poco Nvidia nos tenia acostumbrados a lanzar distintas arquitecturas dentro de algunos de los mismo modelos de sus tarjetas gráficas de gama baja, como ejemplo nos encontramos con el mismo chip Fermi GF119 lanzado en el 2011 para dar vida a la GT 520 en algunas versiones de las GT 610 y las GT710, o el chip Fermi GF108 lanzado en el 2010 con las GT 420/430 dentro de algunas variantes de la GT 730.

Esto pasa a ser diferente en la GT 1030, donde nos encontramos con una única versión del chip GP108 fabricado bajo una litografía de 14nm trabajando a unas frecuencias base de 1265 MHz que con el Boost se elevan automáticamente hasta los 1544 MHz en su modo OC, 384 procesadores CUDA (3 SMs con 128 procesadores CUDA por SM), 16 ROPs, 24 TMUs y un total de 2Gb de memoria VRAM GDDR5 firmadas por Samsung trabajando a una frecuencia base de 1500 MHz (6000 MHz efectivos), que unida a un bus de 64 bits da unas transferencias de 48,1Gb/s, el resto de especificaciones se complementan con soporte Directx 12.1, OpenGL 4.5, Vulkan.

Otro punto positivo a tener en cuenta es su consumo. con un TDP de 30W no requiere de alimentación adicional, valiéndose únicamente por su puerto PCI-Ex X16 funcionando a X4 (4 raíles PCI-Express), otro dato curioso que la hacen perfecta para ser montada dentro de mini-PCs para su uso multimedia en salones u oficinas para tareas de ofimática.

 

UNBOXING

Al igual que otros modelos de la marca lo primero que nos encontramos en el frontal de su caja es el característico ojo robotico observándonos desde el centro de la misma en color naranja, debajo de este a la derecha se sitúa el modelo de la tarjeta gráfica y su parte inferior izquierda nos indica que es un modelo con OC y con 2Gb de VRAM.

Su parte trasera nos trae una explicación más detallada de su sistema de refrigeración y salidas de vídeo a la que acompaña una especificación de los componentes de alta calidad con la denominación Ultra Durable de los que dispone este modelo de Gigabyte, donde destaca el doble recubrimiento de oro en su PCB, condensadores sólidos de alta calidad (ESR), chokes de ferrita y mosfets ( Lower RDS on) de baja resistencia.

Nada mas abrir la caja nos encontramos la tarjeta gráfica perfectamente protegida en el interior una bolsa antiestática y rodeada por un encajonado de cartón.

A la tarjeta gráfica le acompañan una guía rápida para su correcto montaje y un CD con el software necesario como son los drivers y el programa Intuitive AORUS Graphics Engine Utility para poder exprimir todo su potencial de manera rápida y sencilla.

 

VISTAZO RÁPIDO

A diferencia de otros modelos con refrigeración pasiva, la Gigabyte GT 1030 OC cuenta con un sistema de refrigeración por aire con un ventilador de 8 Cm unido a un bloque de aluminio, suficiente para mantener el núcleo de la GPU por debajo de los 65º con carga, lo que también la hace muy compacta con unas medidas de 16.7 cm de largo, 11,1 cm de ancho por casi 2,7 cm de alto ocupando una única ranura.

Por el lado de sus conexiones se hecha en falta la posibilidad de soporte multi-monitor con 3 pantallas de forma nativa, donde únicamente tenemos un puerto DVI junto a un HDMI bañado en oro quedando de la siguiente manera,:

Un HDMI 2.0b con una resolución máxima de 4096×2160 pixeles @60 Hz.
Un DVI-D.

Nada que destacar por sus laterales al encontrarnos únicamente con las aletas del bloque de aluminio y el PCI-Ex X16@X4 al igual que en su parte trasera al tener el PCB completamente descubierto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Intuitive AORUS Graphics Engine Utility

El software Intuitive AORUS Graphics Engine Utility nos permite elegir entre dos modos de OC, normal, avanzado y opciones para el sistema de ventilación.

En el menú principal tenemos 3 opciones predeterminadas para la velocidad del núcleo de la GTX 1030 según nuestras necesidades:

  • OC mode: Base: 1582 MHz / Boost 1797 MHz
  • Gaming mode: 1556 MHz / Boost 1771 MHz
  • Eco mode: Reduce el reloj del núcleo de la gráfica y su voltaje a unos valores similares a los de referencia de 1506 MHz de base y 1708 MHz de Boost.
  • También una configuración avanzada en la cual modificaremos manualmente las frecuencias del reloj y voltaje indicadas como referencia en una gráfica a la derecha.
  • En lo que concierne al sistema que controla la ventilación las opciones por defecto son modo turbo, automático y silencio ajustando en avanzadas a nuestro gusto la velocidad de los ventiladores según la temperatura.

 

PRUEBAS DE RENDIMIENTO

El equipo empleado para las pruebas consta de los siguientes componentes:

Para la comparativa en test sintéticos y juegos el equipo de Hardwadictive ha decidido que las Gigabyte GTX 750Ti Windforce y la Gigabyte GTX 650 OC, ambas con 2 Gb de VRAM, son unas excelentes candidatas para enfrentarlas a la Gigabyte GTX 1030 OC y demostrarnos de que es capaz este modelo.

Cabe destacar que tanto la GTX 750Ti como la GTX 650 necesitan de una conexión de 6 pines para su alimentación a pesar de contar con un TDP de 60W y 65W respectivamente.

Multimedia

Como se prometía de la GT 1030 es capaz de alcanzar una resolución 4K @ 60 Hz, algo que los chips Fermi no son capaces de conseguir, para ver la capacidad de su motor gráfico hemos reproducido a la vez dos películas a resolución 4K (25 fps) junto a dos video 4K @ 60 fps en Youtube sin problemas, llegando a un 50% de uso en su núcleo, nada mal para tratarse de un modelo con unas especificaciones tan livianas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

3DMark

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Juegos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

CONCLUSIÓN

Como se puede observar en las pruebas la GT 1030 pierde frente a la GTX 750Ti por un 32% menos de rendimiento en los test sintéticos y una media de 13 fps menos en juegos, caso contrario a lo que ocurre con la GTX 650, donde la GT 1030 sale vencedora con un 49% mas de rendimiento en las pruebas sintéticas y una media de 15 fps mas en juegos, encontrándose a medio camino entre ambos modelos.

A pesar de no alcanzar a la GTX 750Ti nos demuestra que es una tarjeta gráfica capaz de ejecutar cualquier titulo actual a resolución 1080p, con calidades en Medio / Bajo dependiendo del titulo, manteniendo una tasa de FPS mas que aceptable para tratarse del modelo menos potente de la arquitectura Pascal, lo que también la hace perfecta para su uso en juegos online donde las calidades ultra aportan mas una desventaja que un beneficio, motivo por el cual muchos jugadores optan por las opciones gráficas casi al mínimo, a excepción de la resolución, en este tipo de títulos para mantener la mayor tasa de FPS posibles evitando así cualquier problema producido por shuttering (tartamudeo en la fluidez de la imagen producido por bajadas en la cantidad de imágenes por segundo).

Podemos encontrar la Gigabyte GT 1030 OC 2G por un precio aproximado de 75€ en tiendas online nacionales.

Si buscamos un equivalente en AMD tenemos la Radeon RX 550, una tarjeta gráfica con arquitectura GCN 4.0, que con un núcleo Lexa Pro alcanza una velocidad de 1138 MHz con el Boost junto a 2 Gb de memoria GDDR5 funcionando a 7000 MHz a través de un bus de 128 bits, con un TDP de 50W no requiere de alimentación externa, su precio actual parte desde los 83€, aproximadamente.

Recomendamos la Gigabyte GT 1030 OC 2G a los usuarios que busquen una tarjeta gráfica económica por menos de 100€, es una tarjeta gráfica que particularmente nos gusta por el hecho de que puedes hacer de todo con ella, pudiendo ejecutar juegos a una resolución máxima de 1920X1080 pixeles, al contrario de lo que ocurría hasta ahora con las tarjetas gráficas de gama baja, dando menos rendimiento que la GTX 650, gracias a sus especificaciones funciona perfecta en cualquier equipo por muy modesto que sea, como puede ser junto a un procesador Intel Pentium G4560 o el i3 7100, o en el caso de AMD junto a un Ryzen 3, al no requerir de alimentación externa cualquier fuente de alimentación de calidad con 300W es capaz de soportar la demanda que pueda ofrecer este modelo al alimentarse únicamente mediante su puerto PCI-Ex X16 @ X4.

 

Tras las pruebas realizadas y las conclusiones obtenidas otorgamos el certificado -H Plus Gold- a la Gigabyte GT 1030 OC 2G.

Noticias Recientes